Wolfgang Amadeus Phoenix

Un paseo muy à la francesa

200px-Wolfgang_Amadeus_Phoenix_coverDespués de tres años de espera, el cuarteto francés Phoenix lanzó su cuarta producción de estudio: Wolfgang Amadeus Phoenix. El álbum, que contiene 10 tracks, es una muy buena alternativa para escuchar este calurosísimo fin de primavera que se ha entremezclado con el inicio de un lluvioso verano.

El primer track que los galos nos permitieron escuchar fue 1901, mismo que estuvo disponible como descarga gratuita desde finales de febrero. Tras acostumbrarnos a la tonada electro-funk de dicha canción, Phoenix nos presentó el primer single de este LP, Listzomania, rolita que no sólo abre el álbum, sino que además nos hace comenzar un pequeño tour por europa partiendo de Alemania, volviéndose interesante conforme los segundos pasan y orillándonos a querer más…

Así, ambas canciones cumplen con la complicada tarea de crear curiosidad en el escucha. Tras saltarnos unas que otras Fences para poder apreciar en dos oportunidades complementarias lo que es  Love like a sunset, llegamos melancólicamente con un Lasso en la mano hasta Rome; todo sin permitirnos olvidar que la banda nunca podrá catalogarse por completo como parte de un solo género… ellos son simplemente leales a su inconfundible estilo francés.

Comienza pues el Countdown hacia el final de lo que parece perfilarse como una de las mejores producciones del año, para retomar ese tema que, además del de los milagros, es recurrente en las mentes de estos chicos franceses: Girlfriend. Para cerrar, Armsitice logra la misma calidad que poseen los tracks que abren el álbum, alentándonos a regresar y volver a escuchar lo que el cuarteto nos envía desde Francia este año.

¿Que si hay alguna piedrita en el zapato? Bueno, no es que no deban agradarnos las crecientes mejoras en una pulida técnica. El problema viene cuando una banda encuentra una fórmula (que con el tiempo, perfecciona hasta desgastarla), y la repite en todos sus álbumes. Las sorpesas se dejan de lado para apostar por lo que el público de Phoenix aceptará sin titubeos. Así que en mi carta a Santa, pediré que impida que Phoenix me aburra conforme los álbumes pasen. No obstante, Wolfgang Amadeus Phoenix es un gran álbum que vale los casi 40 minutos de duración.

 

La próxima semana habrá una nueva reseña y mañana tendremos el gusto de comentar la nueva producción de una banda que he seguido muy de cerca a lo largo de su carrera: Placebo. Por lo pronto, xoxo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s