Pete Yorn’s ‘Back And Fourth’: an honest confusion

back_and_fourthSi bien lo de la confusión no se refiere a que el cuarto álbum del americano Pete Yorn, lanzado el pasado 23 de junio, sea en sí un desastre, sí es una muestra de que la producción está en la línea que separa a lo bueno de lo malo.

Con el aclamado Musicforthemorningafter (2001), nadie hubiera dudado por un solo instante que ese chico, originario de Nueva Jersey, tendría un futuro prometedor. Sin embargo, una estrepitosa caída llamada Day I Forgot (2003), fue el siguiente capítulo que atestiguamos en la aún incipiente carrera del cantautor. Con Nightcrawler (2006), Yorn hizo un buen intento por reivindicarse, y tracks como el misterioso Vampyre, o Same Thing (aunque no fueron sencillos siquiera), dejaban entrever ciertos rastros del talento que años atrás había brillado en la primera producción de Pete.

Back And Fourth es el primero de los dos álbumes que Yorn nos  preparó para este 2009. El disco abre con Don’t Wanna Cry, un track muy fresco que además fue ofrecido gratuitamente a través del portal de música indie que nos ofrece AOL: Spinner. Siguiendo con Paradise Cover, resulta emocionante el ascenso que Yorn nos muestra tanto en calidad lírica como musical. No obstante, el proceso de reconciliación tiene un importante tropiezo con la extremadamente melosa Close, digna de ser recordada por algunos cuantos que carezcan de sentido de exigencia, dado el potencial del artista en cuestión. Es posible seguir el viaje sin escalas hasta llegar a la mediocre Last Summer, que inevitablemente refleja cierto tedio y desidia de parte de Yorn, lo que se confirma al notar que la rolita suena peligrosamente similar a Same Thing.   Una muy decente recuperación se da hacia el final del álbum con Thinking Of You, Four Years y Long Time Nothing New, tracks con los que aquel Pete que nos conquistó en 2001 vuelve a mostrar señales de vida.

En resumen, Back And Fourth es un álbum de altibajos que difícilmente puedo encasillar en malo o bueno, así que me quedo en el justo medio: ¡regular! Sí… regular, pero a la vez con deseos de que llegue septiembre para poder escuchar Break Up, ya que es posible que Scarlett Johansson sea la musa que logre sacar a Pete del atolladero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s