¿Quiénes son…? Interpol (vs. ‘Interpol’)

¡Qué complicado es escribir neutralmente!

Buenas noches a todos :D!

Source: interpolnyc.com

Creo que pocas veces me había enfrentado a tanta dificultad para reseñar un álbum. Ya tenía un buen rato que no subía reseñas (repondré las que están atoradas como drafts, lo prometo!) y aprovechando que estoy en pleno proceso de presentar a las bandas que formarán parte de Corona Capital, les platicaré mis impresiones sobre el homónimo cuarto álbum de Interpol, cuyo lanzamiento se adelantara al pasado 7 de septiembre una vez filtrado el material a la red… ya saben, esas cosas que rara vez pasan!

Antes de entrar a los detalles, les platicaré un poco de la trayectoria de Interpol. Todavía hasta mayo de este año se trataba de un cuarteto formado en 1997 y liderado por Paul Banks (vocales, guitarra), y completado por Carlos Dengler (bajo, teclado), Daniel Kessler (guitarra, vocales) y a partir de 2000, Sam Fogarino (quien reemplazara a Greg Drudy en la batería y percusiones).  Actualmente, la agrupación no ha anunciado el reemplazo oficial de Dengler, quien decidió salirse de la banda poco después de terminar su LP más reciente. Al respecto, me ahorraré los detalles de por qué el famoso Carlos D. abandonó al grupo para hablarles de la banda y su música.

Interpol cuenta con cuatro discos de larga duración. El mejor es, sin duda, el primero, Turn On The Bright Lights, aparecido en 2002, y que seguramente varios ubicarán por éxitos como NYC, Obstacle 1, PDA y hasta Say Hello To The Angels. Con aquel disco, la banda de Banks mostraría una fuerte inclinación hacia un rock alternativo oscuro y ecléctico, elaborado por construcción, y con fuertes influencias de agrupaciones como The Cure o Echo & The Bunnymen.

Su segundo álbum, Antics (2004), claramente conservó el estilo que les dio tanto éxito con su primera producción, aunque se nota un ligero alejamiento de la franca oscuridad que caracteriza al Turn On The Bright Lights. Generalmente bien recibido por los críticos, del Antics, los tracks más memorables (aunque no todos fueron singles), son Evil, Public Pervert, Take You On A Cruise, Narc, y Slow Hands. Un paso notablemente fuera del estilo de la banda fue el Our Love To Admire (2007), en el que no nos quedaba muy claro para los seguidores iniciales del cuarteto la imagen con la que querían consolidarse en la historia de la música. Quizá en términos generales no es un mal álbum, ya que resulta menos plano (se aprecian intrusiones de teclados a las que no estábamos muy acostumbrados), pero definitivamente sale de la línea inicial.

Y finalmente tenemos la cuarta entrega del ahora trío neoyorkino, a la que no puedo evitar calificar de “difícil por ser fácil.” Déjenme explicarles mejor a lo que me refiero, citando un par de versos de un conocido poeta francés, Paul Verlaine. En Mon rêve familier, Verlaine describe a una mujer de esta forma: (…) “et qui n’est, chaque fois, ni tout à fait la même, ni tout à fait une autre,” (…) [en español: “y quien no es, cada vez, ni del todo la misma, ni del todo distinta.”] Claro, esos versos están totalmente sacados de contexto, pero aplican muy bien para describir mi impresión del nuevo disco.

Por un lado, tenemos un esfuerzo honesto por complacer a los fans de hueso colorado: un sonido más oscuro si se compara con el disco anterior, que trata temas comunes en la vida humana (el amor combiando con admiración, la confusión, la desesperación, la consecución del triunfo…), todo visto desde una óptica poco ordinaria, no tan digerible a las primeras escuchas. Algunos elementos orquestales acentúan el esfuerzo melódico en diversos tracks. Es fundamental escuchar el álbum numerosas veces para al fin adoptar algunos de sus tracks como memorables (Memory Serves, Safe Without, All Of The Ways o The Undoing, en el que apreciarán una estrofa completa en el excelente español de Banks).

En cambio, si deciden escuchar linealmente el álbum, es posible dividirlo en antes de Always Malaise (The Man I Am) y después. Me pareció que los primeros tracks son esfuerzos incompletos por recuperar la esencia de Interpol, mientras que las composiciones más valiosas se encuentran al final. Hay titubeos o indecisión entre conservar a los seguidores ganados con el tercer álbum (si los hubo) o recuperar a los que estaban a punto de perder (o incluso perdieron) con aquel material. Quizá el gran éxito con que el mundo recibió la propuesta inicial de Interpol creó elevadas expectativas acerca de sus producciones subsecuentes, por lo que ellos mismos establecieron un mínimo que les está costando mejorar.

Por ende, les diré que Interpol resulta a mis oídos un esfuerzo incompleto por volver a sus propias bases. Me quedo con la segunda mitad del álbum, y evidentemente ello no implica que los primeros cinco tracks sean basura, sólo que no cumplen con el sonido que espero escuchar cuando pienso en Interpol. Si les gusta, bajen el video de Lights de aquí. Les dejo también el video de Barricade, el segundo sencillo extraído de Interpol. Por lo pronto, xoxo…

Un album llamado ‘Album’

Extrañaba andar por aquí…

Hey :D!

Esta noche me decidí a escribir para contarles que mañana el Lunario se llenará con la presencia de un dúo San Francisco-based que se hace llamar Girls. Recientemente he visto, leído y releído tantas veces la historia de su líder y vocalista Christopher Owens, que estoy segura de que la conocen bien y no les hará falta que la resuma. Por lo que pasaré a lo que es realmente relevante, esto es, su música.

Con un estilo simple y llano, en Album (2009), el disco debut de Girls que fuera lanzado bajo el sello True Panther Records, se encontrarán doce tracks que les relatarán historias de rupturas amorosas, de esas que uno recuerda por mucho tiempo con la inmensa tristeza y contrariedad que causa saber lo mal que terminaron.

Sin darse cuenta y bajo el encanto de líricas honestas lograrán adentrarse en Album, cuyos tracks a ratos les recordarán al estilo de  los memorables Beach Boys. Entre los temas más destacados se encuentran Hellhole Ratrace (mismo que fuera el primer sencillo extraído de Album), Summertime, Morning Light y Lust For Life. Abajo les dejo el tracklist completo de su primer álbum, recomendándoles ampliamente que se hagan de él en cuanto puedan. Para obtener las noticias más actualizadas del dúo, pueden seguirlos en su Myspace o vía Twitter en @GIRLSsf.

  1. Lust for Life
  2. Laura
  3. Ghost Mouth
  4. God Damned
  5. Big Bad Mean Motherfucker
  6. Hellhole Ratrace
  7. Headache
  8. Summertime
  9. Lauren Marie
  10. Morning Light
  11. Curls
  12. Darling

Como les mencionaba al inicio, mañana jueves 3 de junio, Christopher Owens y Chet White se presentarán en el Lunario del Auditorio Nacional, y contarán con Los Fancy Free (si sí, esos norteños cuya Voltage Is Ok! seguro ubican dado que musicalizó un anuncio de cierta marca de cervezas) y Furland (los de la tiernísima Quisiera Ser Un Color) como teloneros. Así que si deciden ir, por allá nos vemos ;). Por lo pronto, xoxo…

Everywhere: The National

Hola gente!

El post de esta noche se lo dedicare al High Violet, quinto album de The National, quinteto americano con cuyo vocalista, Matt Berninger, tengo un crush :).

Tal como les contaba en este post, la mas reciente produccion de The National salio a la luz hoy, aunque desde hace unas cuantas semanas se filtro el album. Ello obligo a la banda a poner su album en free streaming el 23 de abril, via The New York Times.

Pasando a lo relevante, ¿que tal el High Violet? Bueno, para mi es una maravilla que  no puedo dejar de escuchar desde el 23 de abril. El mejor disco hasta ahora, no cae en el extremo del Sad Songs For Dirty Lovers (2003) y tiene tanta o mas calidad que el Alligator (2005). Las mejoras rolas son Bloodbuzz Ohio (tambien es el primer sencillo), Afraid Of Everyone, Conversation 16 y por supuesto Terrible Love.

Les dejo abajo el primer video asociado al primer sencillo del High Violet. Por lo pronto, xoxo…

The National – “Bloodbuzz Ohio” (official video) from The National on Vimeo.

Primero la cabeza: lo nuevo de Goldfrapp

Cuando sea grande, quiero verme como Alison Goldfrapp… 

Hola-hola ;)! 

Es martes apenas, pero creo que la mayoría de nosotros tenemos nuestros pensamientos clavados en la próxima semana. La razón puede o no ser religiosa, lo cierto es que cuando hay puentes que le debemos a una creencia que no necesariamente concuerda con las nuestras, lo mejor es darse una escapada a la playa :D! 

Source: whoismgmt.com

Y en busca de música playera, resulta que, por un lado, desde la semana pasada se leakeó lo nuevo de MGMT, que supuestamnte sería lanzado hasta el 13 de abril. Nunca he sido muy fan, y esa probadita llamada Flash Delerium que está disponible como descarga gratuita, la neta no me latió mucho. No obstante, me dí a la tarea de echarle un oído al Congratulations completo, aprovechando que está disponible para escucharse gratuitamente aquí, y me pareció que no suena taaan mal… bueno, debo decirles que el dúo sigue sin conquistarme, pero fácilmente aplica para este puente que se aproxima ;). 

Por otro lado, algo que definitivamente yo no dejaría pasar este 2010 es el nuevo y quinto álbum de Goldfrapp, Head First. En la semana completaré este post, reseñándoles decentemente el contenido del álbum e incluyendo mi opinión al respecto. Por lo pronto, me limitaré a decirles que este disco sigue la línea electropop que se traen desde el Seventh Tree (2008) y que, curiosa y causalmente, también consta de tan sólo 9 tracks, como en el caso del Congratulations. En fin, les dejo acá un link al video de Rocket, primer sencillo del Head First, y que fue lanzado el pasao 8 de marzo. Por lo pronto, xoxo… 

— 

28.03.10 

Source: myspace.com/goldfrapp

Tal como debe ocurrir tras llevar a cabo una misma actividad varias veces, las habilidades musicales y rítmicas del dúo inglés liderado por la bella Alison Goldfrapp se acentúan, esto es, mejoran. En su trayectoria musical, Goldfrapp nos ha demostrado que son capaces de crear música de calidad en un abanico de géneros: chillout folk en el Felt Mountain (2000), glam rock en el Black Cherry (2003), algo de retro electropop en el Supernature (2005), y electrofolk popero en el Seventh Tree (2008). Y jsuto cuando parece que no hay más novedades que escuchar de ellos, lanzan el 22 de marzo su quinta producción de estudio, titulada Head First, de la cual conocimos desde el 23 de enero esa pegajosa rola que lleva por título Rocket.  

De dicho álbum, que contiene apenas 9 tracks, no se decepcionarán ni por un instante. Siguiendo esa línea de tracks con líricas ligeras, y no por ello sosas, el dúo se conentra en resultar más innovadores en la música. En el Head First,  el folk se hace a un lado para darle paso a los sintetizadores, al baile, a los brillos y al pop de calidad con un toque ochentero que se vuelve irresistible. Es difícil decirles qué track es el mejor del disco, pues es tan bueno que pueden escucharlo linealmente, o simplemente poner en modalidad shuffle a su iPod, y nunca decaerá, nunca habrá un momento en el que un track pase desapercibido o que los decepcione tras darle una segunda escuchada. Sin embargo, si alguna rola tuviera que describir al álbum en el que el amor en diversas facetas, las luces y hasta tintes de naïveté se combinan, definitivamente sería Shiny And Warm

El Head First es pues un excelente lanzamiento que le hace honor a su nombre, nos cayó además en una gran fecha (totalmente ad hoc a la primavera) y definitivamente no debe faltar en sus bibliotecas musicales. Abajo les dejo el tracklist que conforma el álbum, aconsejándoles que pongan especial atención a los tracks resaltados en negritas ;)…. son los regalso que les djeo esta noche. Por lo pronto, xoxo…   

  1. Rocket
  2. Believer
  3. Alive
  4. Dreaming
  5. Head First
  6. Hunt
  7. Shiny And Warm
  8. I Wanna Life
  9. Voicething

Heligoland: Un archipiélago de tracks eclécticos

Creo que me gustaría vivir un tiempo en Inglaterra…

Hola :)!

Hoy decidí dejar de huir y reseñarles el álbum más reciente de los británicos de Massive Attack: Heligoland. Digo que decidí dejar de huir porque algo me detenía a escribir sobre esta joya: mi desconocimiento de la trayectoria del dúo. Ustedes saben que soy bastante sincera en estos temas, de modo que para no romper mi tradición, admito que fuera del Mezzanine (1998), donde se encuentra la memorable Teardrop, no era muy fan de Massive Attack.

Source: massiveattack.com

No obstante, topé desde hace un par de semanas el Heligoland (oficialmente lanzado el pasado 8 de febrero) y créanme, no me arrepentí. El álbum en su versión “básica”, se compone de 10 tracks que cuentan con la colaboración de una variedad voces reconocidas en el mundo de la música: Martina Topley-Bird, Hope Sandoval de Mazzy Star, Horace Andy, Guy Garvey de ElbowDamon Albarn de Gorillaz y Tunde Adembimpe de TV On The Radio. Además, tracks como Saturday Come Slow y Atlas Air incluyen la participación de dos miembros de Portishead: Adrian Utley y John Baggott, respectivamente. Hay una versión deluxe que contiene remixes de tracks como Paradise Circus, por el brasileño Gui Boratto (download here).

La rola que abre el disco es Pray For Rain, con Tunde Adebimpe en las vocales, y no sorprendentemente, el track resulta misterioso y me atrevería a caracterizarlo de ecléctico. No obstante la alta calidad de esa canción, mis favoritas son, en orden decreciente: Psyche, Splitting The Atom (rola que bautizó el EP que Massive Attack sacara en octubre del año pasado, y que desde entonces me fascinó), Girl I Love You, Atlas Air y Saturday Come Slow

source: andamosarmados.comEl álbum en general, es no sólo interesante, sino también muy enigmático. Me parece un trabajo muy redondo y bien compactado, tomando en cuenta la cantidad de colaboraciones con las que contaron Grant y Robert. Si les gusta el trabajo de este dúo, no olviden que el próximo 22 de febrero podrán deleitarse con su presencia en el Auditorio Nacional, aunque a estas alturas dudo que haya boletos de buen precio y lugar disponibles. En fin, les recomiendo ampliamente que escuchen el Heligoland, pues no dudo que sea uno de los mejores álbumes de este joven 2010. Por lo pronto, xoxo…

One Life Stand [revisited]

A rainy days playlist is being cooked in my head…

Hey rainy fakesunday!

Source: Guardian.co.uk

Como sabrán, hoy fue lanzado en formato digital el One Life Stand de Hot Chip, cuarto álbum en la carrera de la banda liderada por Alexis Taylor.  Desde finales del año pasado tuvimos a nuestra disposición tanto  Take It In, como el cuarto track y primer sencillo, homónimo al nombre del nuevo LP. Si aún no tienen el disco, pueden escucharlo gratuitamente en el Myspace de la banda.

Al oirlos tuve la impresión de que algo en el sonido de Hot Chip era algo diferente a su trabajo en Made In The Dark. Luego me topé con una entrevista que Pitchfork Media le hizo a la banda y confirmé lo que mi oído ya me había hecho notar: en su nuevo álbum, la agrupación buscó un sonido menos caótico, más coherente, más back to their origins.

El primer track, Thieves In The Night, les dará una idea de lo que deben esperar el resto del álbum. Taylor muestra una voz más melódica de lo habitual, y la lírica juguetona y perfectamente hilada puede llegar a marearles un poco si no le tienen paciencia. Luego tenemos Hand Me Down Your Love, la rola más complicada de grabar, según el propio frontman. El contenido lírico es algo decepcionante, y desde mi perspectiva es un poco monótona… Eso sí, un buen remix podría arreglarla por completo! Por el contrario, con I Feel Better me emocioné… probablemente es una de las rolas del disco que más me laten, si bien ese cambio de sonido a algo más tranquilo sigue latente al paso de los tracks. One Life Stand ya la había escuchado, re-escuchado, y disfrutado por dos meses… Me gusta mucho, sin más rodeos. Brothers es una canción bonita pero algo no me acaba de convencer… la letra, la calma, no sé, no sé… Necesito reflexionar más al respecto.  Me la salto para pasar a  Slush, una baladita de contenido existencial, que de no haber sido por la voz característica de Taylor, no habría adivinado que realmente seguía escuchando a Hot Chip…  Alley Cats me puede encantar, pero debo decirles que les espera más de lo mismo: un house baladesco, que no es el que llevó al quinteto londinense a la fama en 2008 con Ready For The Floor. Después de ese momento romántico y de ensueño en el que sin darnos cuenta nos hundimos, llega el octavo track, We Have Love, que cumple con las expectativas que tendríamos de la banda: electronicoso, movido, tierno también y listo para escucharse en un antro… una fórmula segura. Keep Quiet vuelve a sonar distinta, centrada en el profundo amor que se experimenta hacia alguien, cuya ausencia es sencillamente insoportable.  Finalmente viene Take It In… otro cambio de mood en el álbum, un tema en común, el amor incondicional: “And Oh please take my heart and keep it close to you, take it in, take it in…”

Para expresar mi opinión, in a nutshell: a mí me late mucho (con sus contadas excepciones). Si ustedes son fans del Made In The Dark (más que de la banda en sí), les diría que le den una oportunidad a lo nuevo de Hot Chip, y que se dejen sorprender con el One Life Stand, simplemente porque es diametralmente distinto a lo que se esperaba de ellos, dado su trabajo en el Made In The Dark (2008). Tengan en mente que lo diferente no necesariamente es malo, y es de aplaudirse la consistencia a la que la banda se aferró a lo largo de su última producción. Los temas recurrentes en los diez tracks son el amor y la música, ¿qué más podríamos desear? ¿Beats electrorockers? No más, Hot Chip dejó a un lado la fórmula messy para sonar más esencial, más a lo que mostaron en sus inicios con el ya lejano Coming On Strong (2004). Sólo queda esperar que ese move no les haga perder la misma cantidad de adeptos que ganaron hace un par de años.  Les dejo Alley Cats aquí, porque me gusta y porque creo que es la rola más característica del disco. Por lo pronto, xoxo…

2 releases que valen la pena

Hola!

Esta semana hubo dos lanzamientos que tienen que escuchar…

El primero fue el séptimo álbum de estudio, Transference, del cuarteto  indie rocker texano conocido como Spoon. Editado bajo el sello Merge Records, el álbum consta de once tracks que les darán una muy buena primera impresión, y mirne que no soy muy fan de Spoon. El primer sencillo, Written In Reverse, mismo que pudimos escuchar desde diciembre, no dice gran cosa sobre la joya que les espera en su tienda de discos de preferencia desde el pasado 18 de enero. Entre las rolas que más me latieron, en orden decreciente, están I Saw The Light, Mystery Zone,  Nobody Gets Me But You y Out Go The Lights. No obstante, el resto de la producción merece toda su atención y tiempo para disfrutar.

El otro lanzamiento se lo debemos a Mark O. Everett, el famoso “E“, de Eels, quien produjo el End Times, octavo disco de la banda lanzado el 19 de enero. Desde el año pasado, específicamente en noviembre, pudimos ver el video de Little Bird, seguido en diciembre por el video en sepia de In My Younger Days. A Line In The Dirt, es el primer sencillo del álbum, siendo el quinto de catorce tracks que giran en torno al divorcio de E y algunas crisis personales a sus ya 46 años de edad. Los tracks que más me gustaron fueron Nowadays, High And Lonesome, Little Bird y Apple Trees

Échenles un oído, quizá en algún punto haya canciones que, como a mi, los hagan sentirse identificados de una u otra forma… Por lo pronto, xoxo…